¿Qué es el Consejo?

Es una instancia asesora presidencial que integra los esfuerzos de diversos organismos públicos, coordinando y dirigiendo sus acciones hacia el diseño y establecimiento de un sistema integral de garantías de los derechos de la infancia y la adolescencia, donde el Estado cumpla el rol de garante. Esta asesoría consiste en la identificación, formulación y ejecución de políticas, planes, programas, medidas y actividades relativas a respetar, promover y proteger el ejercicio de los derechos de los niños, niñas y adolescentes a nivel nacional, regional y local.

¿Qué se propone?

Generar una nueva Ley de Garantías Universales de Derechos de la Niñez y la Adolescencia que será el marco legal que guíe al Estado para dar cumplimiento a la Convención sobre los Derechos del Niño. El primer aspecto de esta ley es que el Estado garantice el ejercicio de los derechos universales de todos los niños y niñas del país y otorgue protección especial cuando exista vulneración (maltrato, abandono, negligencia, entre otros).

¿Qué es lo que cambia?

En un sistema integral garante de derechos todos los niños, niñas y adolescentes reciben el apoyo que necesitan en su calidad de personas, y como tales son “sujetos de derecho”. Es decir, pueden exigir a la comunidad y al Estado el trato que les corresponde en tanto tales, siendo fundamental reconocer su derecho a participar en las decisiones que los involucran y afectan en su vida, todo ello conforme con su desarrollo y grado de madurez.

Misión

El Consejo tiene la misión de asesorar a la Presidenta de la República en la identificación, formulación y ejecución de políticas, planes, programas, medidas y actividades relativas a respetar, promover y proteger el ejercicio de los derechos de los niños, niñas y adolescentes a nivel nacional, regional y local, y servir de instancia de coordinación entre los organismos con competencias asociadas a dichas materias.

¿Qué queremos?

  • Que todos los niños, niñas y adolescentes de Chile sientan que constituyen el bien más apreciado por sus familias, por su comunidad cercana, y para la sociedad en general, por ello los cuidamos, garantizamos sus derechos y los protegemos frente a las vulneraciones de sus derechos.

  • Que todos los niños, niñas y adolescentes de Chile desarrollen plenamente sus capacidades, y participen activamente en la vida social y cultural.

  • Que todos los niños, niñas y adolescentes de Chile participen en las decisiones que los involucran y afectan en su vida, conforme a su etapa de desarrollo y grado de madurez que posean.